Elecciones Presidenciales Colombia 2018, Segunda Vuelta.

Ivan Duque El Ungido Matador

Las nuevas generaciones qué tal vez no tienen todo el contexto histórico que rodea a Gustavo Petro y a Álvaro Uribe Vélez, y se quedan con las apariencias superficiales de cada uno de los candidatos.

Alguien se acuerda como funcionó el acuerdo de Paz con el M19, en 1985, durante el gobierno de Belisario Betancur, incluso después de la toma del Palacio?

Era un país distinto, y hay muchos metros de distancia entre las FARC y el M19. Sin embargo, no mucha gente le está sacando a Petro que él era el comandante Aureliano, desmovilizado en el proceso de Paz de 1985. Prefieren sacarle en cara el fantasma del ficticio Castro-Chavismo, más cercano y presente.

Porque el país pudo con ese proceso de Paz y ahora no?

El mayor pecado del M19 fue la toma del Palacio de Justicia,y para sus causas hay dos teorías. Una, que Pablo Escobar financió la toma, para incinerar los archivos con pruebas en su contra. La segunda, más probable, es que el M19 se tomó el Palacio para denunciar y tratar de enjuiciar políticamente al Betancur, y que la toma se salió de control cuándo el ejército al mando de Paladin6, el General Armando Plazas Vega (“Aquí defendiendo la democracia, maestro …”), se toma a sangre y fuego el Palacio.

Ahora, me parece peligroso que un gobierno firme un acuerdo de paz, avalado por otros países garantes (que igual sigue dando plata para la implementación cuando no nos la estamos robando), reconocido por las Naciones Unídas, y un Nobel de Paz a cuestas, y ahora simplemente digamos como País /Gobierno: “Sabe que? Eso no era.”

Es una falta de seriedad tremenda que nos impacta como un país poco serio. Si de nada vale la palabra empeñada del gobierno nacional (síntoma de una desconfianza extrema a todo nivel que carcome la sociedad Colombiana), estamos al mismo nivel de Trump (quién gobierna al capricho del día) o cualquier República Bananera,

Yo fui de los que vote por el No, no porque no quisiera la Paz, sino porqué no estaba de acuerdo con ciertos puntos de la implementación.

Sin embargo, el gobierno ratifica los acuerdos usando cantidades inmensas de mermelada para el congreso, y logra desmovilizar en gran parte de una guerrilla.

El dilema está en aceptar un acuerdo de Paz aprobado con corrupción, o hacerlo al ojo por ojo y diente por diente, al final quedamos todos ciegos y muecos.

Estando o no de acuerdo con ciertos detalles de la implementación, la foto de Timochenko votando libremente es histórica, y lograr unas votaciones en paz deberían ser la norma. Igual, las FARC como movimiento político están más que enterradas, y es mejor destinarlos al olvido al cabo de unos años y condenarlos a la extinción en las siguientes elecciones, al lado del Partido Comunista Colombiano, el MOIR, la ANAPO, y el Movimiento Metapolitico de Regina 11.

Por el otro lado, tenemos al emperador Uribe, con su tercer mandato, creando un candidato títere, sin experiencia, fabricado, completamente artificial.

Iván Duque está limpio, porque no ha hecho nada.

Yo le agradezco a Uribe su primer mandato, pero el segundo fue un desastre. 1600 muertos por falsos positivos y utilizar los organismos de inteligencia del Estado en contra de las cortes y la oposición no tiene presentación. Asesinatos de líderes comunales, sindicales, periodistas … Vamos a ignorar todo eso?

Y recordemos también como durante el gobierno de Virgilio Barco, se asesinaron 5 candidatos presidenciales. Pizarro del M19, Bernardo Jaramillo Ossa y Pardo Leal de la UP y Galán por el Nuevo Liberalismo.

Todos esos asesinatos fueron ejecutados por la extrema derecha / narcotráfico / paramilitares.

Ahora lo que veo es como todos los partidos están apoyando a Duque (Liberales, Conservadores, Cambio, etc) es el Establecimiento en montonera contra Petro. Estan cagados del susto.

Sin contar todos los escándalos de corrupción como Odebrecht y Agro Ingreso Seguro.

No he visto a nadie que condene públicamente el apoyo de “Popeye Arrepentido” (ex-lugartenie te de sicarios de Pablo Escobar, y ahora autor y YouTuber respetado) a la campaña de Iván Duque y Álvaro Uribe, encarnando la conciencia colectiva del Centro Democrático, comentando a sangre fría su versión de la guerra del narcotráfico de los años 80 y 90, y declarándose una víctima más del conflicto.

Dos visiones opuestas del futuro del país.

Bienvenidos al gobierno de Uribe III, vamos a retroceder décadas en cuanto a derechos a minorias, (especialmente LGBTI o “No Heterosexuales”), y activistas en derechos humanos, y en medio ambiente, vamos a regar glifosato por todas partes.

Advertisements

Elecciones Presidenciales Colombia 2018, Primera Vuelta.

Hoy le estoy haciendo más fuerza a las Elecciones Presidenciales 2018 en Colombia que a un partido de la Selección (y eso que no sigo el Fútbol), con la estampita del Divino Niño en la mano (y eso que soy medio ateo), para que nos ilumine marcando ese tarjetón.

Pienso que Sergio Fajardo es el mejor candidato en este momento, sin embargo sería un milagro que pasara a la segunda vuelta.

Su campaña limpia, sin corrupción, hecha a pulso y caminando calles, refleja la esperanza (inocente, idealista) en un mejor Pais, donde no todo se vale, donde el fin no justifica los medios, donde “el vivo no vive del bobo”, donde “no dar papaya, pero aprovechar cualquier papayazo”, donde el “Ud. no sabe quién soy yo”, y “le doy en la cara …”, y donde “Popeye Arrepentido” es un You Tuber e influencer despues de sembrar terror y muerte como el lugarteniente de sicarios de Pablo Escobar, y es la conciencia política del Centro Democrático.

Donde tienen la esperanza Sergio Fajardo, Claudia Lopez, y Antanas Mockus es la convicción de que la educación es la salida a los problemas de Colombia, cierto; pero tal vez confían demasiado en nuestro pueblo sufrido, apasionado, e ignorante, siendo la educación un regalo que nó se dá, sino que se toma. Espero equivocarme, pero creo que la mayoria de Colombianos, no está listo para tomar ese regalo, y prefieren que les dén guaro, tamál, coimas, sobornos, mermeladas, y goles.

Escribo esto a las 11:00, sin saber los resultados finales, pero si mis temores se materializan (y los milagros electorales no existen) la segunda vuelta será entre Iván Duque (titere de Uribe) y Gustavo Petro (al menos original, pero soberbio y con una pésima alcaldía de la Bogotá Humana a cuestas), dejando al país aún mas dividido y polarizado.

P.S.: Con más del 90% de las mesas escrutadas, se confirma mi peor escenario, una segunda vuelta con Ivan Duque y Gustavo Petro.

La primera gran conclusión de las elecciones 2018 en Colombia es como se quemaron las maquinarias politicas tradicionales de Vargas Lleras y Humberto de la Calle. Le agradezco a Humberto de la Calle, llevar una campaña con una altura muy necesitada, con argumentos, digna y respetuosa.

El gran dilema ahora, es como se implementarán los acuerdos de Paz. Los mínimos resultados electorales de Humberto de la Calle, su principal arquitecto, refleja la poca confianza de Colombia en los acuerdos de Paz.

Repito lo que dije en el 2014. Muchas Gracias Sergio (Fajardo),Claudia (Lopez) y Antanas (Mockus) por ponernos a soñar con un país mejor para nuestros hijos, con una vision de progreso y esperanza, donde la educación y la ética son las mejores cartas de presentación.

Como dice el proverbio “El profesor aparece, cuando el alumno esta listo”, me entristece ver que Colombia no esta lista para un futuro mejor.

Para reflexionar en época electoral

Documental vía @lasillavacia sobre los falsos positivos durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, y Juan Manuel Santos como Ministro de Defensa.

A pesar del éxito de la política de Seguridad Democrática durante el Gobierno de Uribe que acorraló a las FARC militarmente, y tal vez las convenció del eventual proceso de Paz durante el gobierno de Santos, encoje el alma ver en carne viva las consecuencias de un poder Maquiavélico donde los fines justifican los medios.

Hagamos memoria …