Quien entiende a Colombia 2

Hoy los medios Colombianos arrancan el día con la última encuesta de Gallup, donde la popularidad del “Presidente” Ivan Duque arranca con solo un 40% de aprobación  (37% desaprobación) de su mandato, solamente mes y medio despues de haber ganado las elecciones con un 50% de aprobación, una bajada de 10 puntos en un mes.

Dudoso honor, ya que es el segundo presidente mas impopular despues de Andrés Pastrana, que arrancó su mandato con la famosa “Silla Vacía” en el Cagúan, una guerilla fortalecida, y altos indices de inseguridad.

Curiosamente, cada vez que los presidentes tienen baja popularidad, alguíen se las tira de genio y propone un régimen parlamentario en Colombia, centrando el poder mucho más sobre nuestros corruptos (hasta la médula, contando excepciones como los Verdes y algunos de izquierda) Honorables de la Patria.

Si Colombia fuera un régimen parlamentario, un Primer Ministro con tan baja popularidad, se arriesgaria a un voto de no confianza, y se vería forzado a llamar a nuevas elecciones.

Advertisements

Quien entiende a Colombia?

Con los resultados de la consulta anti-corrupción, faltaron 5 centavos p’al peso. Medio millón de votos, para lograr el umbral, para forzar los 7 puntos de la consulta como Ley de la República.

Igual que con el voto por la Paz (disclaimer, yo voté por el No) Colombia tiene una crisis de identidad, refleja un país dividido y deja un sentimiento como después de un mal polvo.

Cerca, casi, pero no.

La ventaja es que no hubo ambigüedad en las respuestas, todos los 7 puntos de la consulta popular fueron votados por el Si con un 99%.

Una gran minoria esta convencida de la importancia de las consultas populares, y los puntos de la consulta fueron bien escogidos.

Muchos (pero no suficientes) estamos de acuerdo.

Al final, queda una gran minoria de 11 millones de Colombianos (más que la votación del actual Presidente Ivan Duque) que le dijeron “No” a la corrupción de la clase política tradicional mayoritaria en el Congreso y Senado de la República.

Los Colombianos nos imaginamos un país mejor que el que en realidad tenemos, y tenemos los siguientes 4 años para hacer una oposición política responsiable y resistencia ante las políticas del actual gobierno del “Presidente” Iván Duque.

Parafraseando al Che Guevara: “Resistencia o muerte!” …

Lo malo es que en Colombia morir es barato y fácil.

Posesión de Antanas Mockus como Senador 2018

Colombia, tierra querida, donde no nos escandalizamos por los mas de 300 líderes cívicos y sociales de izquierda asesinados en lo que va del año, en los billones de pesos que se pierden en escándalos como Reficar o Agro-Ingreso Seguro, o los niños Wayúu muriendo de hambre en la Guajira, o el abandono del Estado en el Pacífico Colombiano, en como el narcotráfico ha permeado la sociedad hasta la médula y solo queda la cultura del enriquecimiento rápido, pero salimos espantados porque el Senador Antanas Mockus le muestra el culo a los honorables Senadores de la patria.

Un simple gesto simbólico y rebelde, que le quita por un instante el protagonismo al ungido Iván Duque, al Senador (“Presi”) Álvaro Uribe y sus secuaces, y a los ex-guerrilleros de las FARC tomando posesión de sus curules en el Congreso y Senado.

Cómo lo inmortalizó en Twitter @NadaSiempre

El culo de Mockus es quizas una de las cosas más firmes, limpias y humildes que se han visto en el congreso en muchos años

Y por un instante @margaritarosadf nos puso a protestar, haciendo tendencia el hashtag #TodosAPelarElCulo para apoyar a Antanas y contra Los Honorables de la Patria y El Ungido.

Todos a pelar el culo. Aquí el mío con orgullo patrio porque me ha costado mucho. https://t.co/56Ix871e4Q

Resumen de Política actual Colombiana

Para poner en contexto para los Millenials, son los tres personajes de una telenovela muy popular de los 90s, “Los Victorinos” tres hijos separados al nacer y criados en circunstancias sociales muy diferentes. En perspectiva es un retrato de la sociedad Colombiana.

Tramitomania

Colombia es el país del trámite inútil, la burocracia por la burocracia.

En el fondo su origen es la crónica falta de confianza en la palabra empeñada. Somos víctimas del muy Colombiano “El vivo vive del bobo”.

Trámite de rutina: solicitar en el banco un certificado de retención en la fuente, para la declaración de renta.

Todos los años se repite la misma escena.

La persona es co-titular de una cuenta también, firma autorizada, etc.

-Necesito un certificado de retención en la fuente.

– Pero es que Usted no es el unico titular de la cuenta. Necesito una carta del otro titular autorizándonos para expedir el certificado.

Va, hace la carta, firmada por la otra persona, adjunta una copia de la cédula.

– Pero esa carta no me sirve …

– Necesito hablar con el gerente de la sucursal …

– Ok, no hay problema.

Certificado expedido en 10 minutos.

Mundial de Futbol Rusia 2018, Colombia-Japón

Los que leen mi blog sabrán que no analizo fútbol y que poco me importa.

Hoy fué el primer partido de la Selección Colombia en el Mundial de Fútbol Rusia 2018 contra Japón.

Independientemente del resultado, Japón 2 – Colombia 1, me parece mas interesante ver las diferencias tan marcadas en las culturas.

Los Japoneses entienden y saben que son embajadores de Japón en cualquier parte del mundo donde estén, y ayudaron a limpiar el estadio despues del partido.

Aparentemente los hinchas de Senegal hicieron lo propio y tambien algunos hinchas Colombianos ayudaron, buen ejemplo (Gracias!)

Otros prefirieron divulgar como evaden los controles de seguridad del estado y (tan vivos!) logran entrar alcohol al estadio.

O peor aún, abusan de la educación y cortesía propia de los Japoneses y hacen chistes estúpidos como estos:

Les pido mil disculpas Japón, estoy avergonzado de mi país.

私は残念な日本です、私は自分の国を恥じています

Y para los indignados Colombianos que piden acciones a la Cancillería, opino que es mas una responsabilidad del Ministerio de Educación.

Elecciones Presidenciales Colombia 2018, Segunda Vuelta.

Ivan Duque El Ungido Matador

Las nuevas generaciones qué tal vez no tienen todo el contexto histórico que rodea a Gustavo Petro y a Álvaro Uribe Vélez, y se quedan con las apariencias superficiales de cada uno de los candidatos.

Alguien se acuerda como funcionó el acuerdo de Paz con el M19, en 1985, durante el gobierno de Belisario Betancur, incluso después de la toma del Palacio?

Era un país distinto, y hay muchos metros de distancia entre las FARC y el M19. Sin embargo, no mucha gente le está sacando a Petro que él era el comandante Aureliano, desmovilizado en el proceso de Paz de 1985. Prefieren sacarle en cara el fantasma del ficticio Castro-Chavismo, más cercano y presente.

Porque el país pudo con ese proceso de Paz y ahora no?

El mayor pecado del M19 fue la toma del Palacio de Justicia,y para sus causas hay dos teorías. Una, que Pablo Escobar financió la toma, para incinerar los archivos con pruebas en su contra. La segunda, más probable, es que el M19 se tomó el Palacio para denunciar y tratar de enjuiciar políticamente al Betancur, y que la toma se salió de control cuándo el ejército al mando de Paladin6, el General Armando Plazas Vega (“Aquí defendiendo la democracia, maestro …”), se toma a sangre y fuego el Palacio.

Ahora, me parece peligroso que un gobierno firme un acuerdo de paz, avalado por otros países garantes (que igual sigue dando plata para la implementación cuando no nos la estamos robando), reconocido por las Naciones Unídas, y un Nobel de Paz a cuestas, y ahora simplemente digamos como País /Gobierno: “Sabe que? Eso no era.”

Es una falta de seriedad tremenda que nos impacta como un país poco serio. Si de nada vale la palabra empeñada del gobierno nacional (síntoma de una desconfianza extrema a todo nivel que carcome la sociedad Colombiana), estamos al mismo nivel de Trump (quién gobierna al capricho del día) o cualquier República Bananera,

Yo fui de los que vote por el No, no porque no quisiera la Paz, sino porqué no estaba de acuerdo con ciertos puntos de la implementación.

Sin embargo, el gobierno ratifica los acuerdos usando cantidades inmensas de mermelada para el congreso, y logra desmovilizar en gran parte de una guerrilla.

El dilema está en aceptar un acuerdo de Paz aprobado con corrupción, o hacerlo al ojo por ojo y diente por diente, al final quedamos todos ciegos y muecos.

Estando o no de acuerdo con ciertos detalles de la implementación, la foto de Timochenko votando libremente es histórica, y lograr unas votaciones en paz deberían ser la norma. Igual, las FARC como movimiento político están más que enterradas, y es mejor destinarlos al olvido al cabo de unos años y condenarlos a la extinción en las siguientes elecciones, al lado del Partido Comunista Colombiano, el MOIR, la ANAPO, y el Movimiento Metapolitico de Regina 11.

Por el otro lado, tenemos al emperador Uribe, con su tercer mandato, creando un candidato títere, sin experiencia, fabricado, completamente artificial.

Iván Duque está limpio, porque no ha hecho nada.

Yo le agradezco a Uribe su primer mandato, pero el segundo fue un desastre. 1600 muertos por falsos positivos y utilizar los organismos de inteligencia del Estado en contra de las cortes y la oposición no tiene presentación. Asesinatos de líderes comunales, sindicales, periodistas … Vamos a ignorar todo eso?

Y recordemos también como durante el gobierno de Virgilio Barco, se asesinaron 5 candidatos presidenciales. Pizarro del M19, Bernardo Jaramillo Ossa y Pardo Leal de la UP y Galán por el Nuevo Liberalismo.

Todos esos asesinatos fueron ejecutados por la extrema derecha / narcotráfico / paramilitares.

Ahora lo que veo es como todos los partidos están apoyando a Duque (Liberales, Conservadores, Cambio, etc) es el Establecimiento en montonera contra Petro. Estan cagados del susto.

Sin contar todos los escándalos de corrupción como Odebrecht y Agro Ingreso Seguro.

No he visto a nadie que condene públicamente el apoyo de “Popeye Arrepentido” (ex-lugartenie te de sicarios de Pablo Escobar, y ahora autor y YouTuber respetado) a la campaña de Iván Duque y Álvaro Uribe, encarnando la conciencia colectiva del Centro Democrático, comentando a sangre fría su versión de la guerra del narcotráfico de los años 80 y 90, y declarándose una víctima más del conflicto.

Dos visiones opuestas del futuro del país.

Bienvenidos al gobierno de Uribe III, vamos a retroceder décadas en cuanto a derechos a minorias, (especialmente LGBTI o “No Heterosexuales”), y activistas en derechos humanos, y en medio ambiente, vamos a regar glifosato por todas partes.