Selling 9/11

America is the only country where the 9/11 tragedy is sold. Remembering, yes; honouring heroes, yes; paying tribute to the fallen, yes; selling 10th anniversay special editions of books, fake collector’s coins, watches, and pens, no.  The most disgusting example is a kid’s colouring book (Al-Jazeera).  Next thing would be a poster of “the falling man”.

Newscasts, magazines, and cable TV are abound of “documentaries”; all hashing some version of “the truth”, the official version of events; and some other still feeding conspiracy theories.

In my humble opinion, only Al-Jazeera provides a balanced view, on how an attack on american soil, (the second one if we count Pearl Harbour), changed world politics forever, and makes “the land of the free” less free; and closer to those ideals who american have fought against, tirany, opression, fear, uncertainty, and doubt.

Only in New York, illegal aliens are selling pictures of 9/11, and tickets are sold to visit Ground 0.

Only in the states, the mighty american war machine can fight two wars, Irak and Afganistan, without much motives, and justified by lies.

Osama Bin Laden is dead . One man succesfully evaded the biggest military power on earth for 10 years, with lots of ingeniuty; only to be killed when pools were caving in for Obama, so he needed to show leadership.  The killing of Bin Laden was never near a triumph, and only in America his killing created more fear of revenge than joy.

Was as it worth it?  Has something changed?  Certainly 157 canadian soldiers will never return; the world is less free; and living conditions in Irak and Afghansitan have not improved.

Capitalism makes remembrance a business, and apparently a very profitable one.

“Libertad” Americana

En el noveno aniversario del 11 de Septiembre, salta a la luz la tergiverzada idea sobre la “libertad” en los Estados Unidos.

La libertad es  uno de los conceptos asociados con los Estados Unidos. Su himno nacional dice “home of the free, land of the brave”, el hogar de los libres y tierra de los valientes.  En el sitio del Word Trade Centre, la torre principal WTC1, se conoce informalmente como “Freedom Tower”.  Las fuerzas militares de Estados Unidos invadieron Afghanistan para “liberarlos del terror de los Talibanes y Al-Quaeda”, e igualmente invadieron Irak, para liberar a los Iraquíes del régimen de Sadam.

Nueve años despues y muchas veces mas muertos que los mas o menos tres mil victimas de los ataques al WTC, los Estados Unidos ni el mundo son mas libres.  Las tropas de combate americanas se retiraron derrotadas de Irak (recuerdan a GeorgeW. bush, a bordo del portaviones USS Abraham Lincholn, triunfante diciendo “mission acomplished); y aunque capturaron a Sadam, y lo ejecutaron en una parodia de proceso jurídico, como si hubiera  oportunidad de que Sadam no fuera condenado a muerte, Irak con su gobierno títere no es más seguro ni mas estable, ni los Iraquies están en mejores condiciones de vida.  Tal vez ló unico que ha mejorado son el acceso a reservas de petroleo bajo el control americano, y las arcas de Halliburton y Dick Cheney.

Un caso similar es Afghanistán, aunque esta vez es una operación de la OTAN, y con aprobación del consejo de seguridad de las Naciones Unidas.  Una coalición de los ejercitos mas poderosos del planeta, no han logrado capturar a un solo hombre, Osama Bin Laden, lider de Al-Quaeda.  Igualmente, el gobierno titere tras sacar a los Talibanes del poder, no ha mejorado la calidad de vida de los Afghanos, y la amenaza del terrorismo sigue tan fuerte como el primer dia.

Al contrario, los Estados Unidos son ahora (aún más) presos del terror, y la paranoia contra todo lo “no americano”, contra lo diferente.  La idea de prevenir un ataque terrorista en este hemisferio, peleando una guerra al otro lado del mundo, es totalmente fallida.  Ahora los terroristas vivien alrrededor de nosotros, fueron nacidos aqui, son “americanos”.  En realidad, el terrorismo no se combate asesinando al lider de Al Quaeda o peleando una guerra al otro lado del mundo, con todos los costos tanto  de vidas como financieros que esto plantea.  La guerra contra el terrorismo, especialmente el “terrorismo doméstico” se pelea con mejor inteligencia tanto en el exterior como el interior del pais, curiosamente, restringiendo algunas de las libertades de los ciudadanos en aras del bien común.

La idea de libertad va de la mano con la tolerancia, cosa que los Estados Unidos no ha entendido.  Esta idea de “libertad” a la Americana, dice como un pastor evangélico de medio pelo en Florida, es libre de 200 quemar copias del Corán en el aniversario del9/11 , pero una asociación islámica, no es libre de construir una mezquita en Nueva York.

No es una cuestión de que este centro Islámico puede estar a unas cuadras del WTC, puede estar a dos, cuatro o diez, la idea es que el Islam no es bienvenido en los Estados Unidos, “no es americano”, es diferente.

No me acuerdo de nadie que haya protestado contra la iglesia católica despues del bombazo de Oklahoma, el atentado mas grande antes del 9/11, donde un desequilibrado americano, católico, blanco, decide volar por los aires un edificio, por protestar contra el gobierno federal.  Nadie se acuerda, a no ser los familiares de las victimas.  Ya no se celebra el aniversario, es un capitulo que pasa a estar enterrado en las páginas de la historia.

Parece que la idea de”libertad” en los Estados Unidos, esta mas asociada con la idea de ignorancia, donde se confunde la religión mas numerosa del planeta con fundamentalismo terrorista, donde mas de la mitad de los estudiantes Estado-Unidenses no sabén (ni les importa) donde están ni Afganistán ni Irak, donde Beethoven es un perro de una pelicula de Disney, y donde el 15% de su población cree todavia que su Presidente, Barak Hussein Obama, es Musulmán.

Para combatir el terrorismo y ser mas libres, hay que combatir la ignorancia.