Las Piramides Traquetas

La realidad es que las Pirámides no son un problema de falta de control estatal, de la pobreza extrema, o de la ingenuidad o ignorancia de las personas. Es un problema de la traquetización de todo en Colombia.

El narcotráfico genera el ansia de dinero rápido, y fácil. Que persona en sano juicio, compromete su dinero en un esquema financiero que promete intereses del 150% o del 350%?

Ninguna industria legal produce dinero espontáneamente.

Lás últimas investigaciones dicen que la pirámide mas grande, patrocinada por una firma llamada DMG, llegó a captar $600,000 millones de pesos, la cabeza está fugada en Panamá y algunos mandos medios han sido capturados con maletas llenas de dinero. Igualmente, están apareciendo, “para sorpesa de todos”, enlaces entre DMG y el narcotráfico. Ninguna industria legal se puede permitir mover miles de millones en efectivo por fuera del sistema financiero, eso solamente lo puede hacer el narcotráfico.

El ansia de dinero fácil ha creado una “para-economia” auspiciada por el narcotráfico, por fuera de todo control por parte del Estado y de la industria financiera. Si, el estado trata el sistema financiero como una fuente de ingresos, y lamentablemente los impuestos no se ven en inversiones para mejorar la precaria situación social colombiana. Pero tampoco debe ser una disculpa válida para patrocinar al narcotráfico y permitirle lavar sus ganancias y que media colombia se preste como testaferro.

En los noticieros se ven los dramas de los afectados, miles de personas en manifestaciones que a veces terminan en disturbios y saqueos, donde las personas al ver su dinero perdido, saquean las sedes de la empresa, robando sillas, escritorios, computadores, telefonos, lo que encuentren, para luego ser dispersadas por la policia antimotines con gases lacrimógenos.

Casos de personas que juntan todos sus ahorros, hipotecan la casa, estudiantes universitarios que invierten la matricula del siguiente semestre, mensajeros que venden la moto con la que se ganan el vivir diario, y demás casos lastimeros de personas que invierten todo lo que tienen para entregarselo a una empresa aparecida de la nada, de un día para otro, sin trayectoria, ni origen conocidos.

Como diria el escritor Gustavo Alvarez Gardeazabal:
Contra la huevonada, no hay vacuna.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s