Siguiente parada, Irán?

A pesar de tres años de conflicto, US$416,000 millones gastados, 3000 soldados norteamericanos muertos, y más de 100,000 iraquíes muertos desde la invasión de los Estados Unidos a Irak, el gobierno de George W. Bush, parece no haber aprendido la lección, y ahora apunta su maquinaria de guerra contra Irán.

Repasemos un poco de historia; despues de los atentados del 11 de Septiembre, se busca a los responsables, y la mayoría de la comunidad internacional, incluyendo a las Naciones Unidas, inicia una operación conjunta (Estados Unidos, Canada, Inglaterra, y demás aliados) para derrocar el gobierno Talíbán y reinstaurar la democracia en Afghanistán.

Poco tiempo despues, George W. Bush, empieza una campaña diplómatica, que incluye a Colin Powell, Secretario de Estado de ese entonces, declarando ante las Naciones Unidas, que Irak constituye una amenaza latente debido a que tiene armas de destrucción masiva, nucleares, químicas y biológicas. La única prueba aparentemente real fue la utilización de armas químicas contra la minoría kurda en el norte de Irak, en los 80’s aniquilando cientos de miles de personas.

Al no lograr un concenso en la comunidad internacional, incluyendo el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, los Estados Unidos declara que empezará la guerra unilateralmente. Al transcurrir la guerra, no se encuentra ninguna evidencia soportando el hecho que Irak tuviera posesíon de armas de destrucción masiva de ningún tipo, las sanciones y controles impuestos por la comunidad internacional despues de la primera guerra del golfo, que fue desencadenada por la invasión Iraquí al emirato de Kwait, que curiosamente fue liderada por Goerge Bush (Padre), habían surtido efecto.

La nueva disculpa de la administración Bush era la captura de Saddam Hussein, quien desde la invasión de su país se encuentra desaparecido, solamente para ser encontrado meses mas tarde, escondido en una caleta subterranea al mejor estilo Hollywood.

Tras varios años de un juicio títere, el final es obvio, la ejecucíon de Saddam Hussein.
Ahora la disculpa de la administración Bush, para continuar la guerra, es la estabilización de Irak, ya que despues de tres años, dos gobiernos provisionales controlados por los Estados Unidos, y la institución de un gobierno títere Iraquí, solamente se tiene control de la llamada “zona verde” en Baghdad y el sur donde curiosamente están los pozos petroleros. El resto del país e incluso la capital, están inmersos en una guerra civil, donde el control lo tienen las múltiples guerrillas creadas por los distintos clanes que se disputan el poder.

Múltiples cosas han cambiado para George W. Bush: su popularidad de cerca del 80% despues de los atentados del 11 de Septiembre, ahora casí en el 25%, aún peor que los de Richard Nixon cuando renunció a la presidencia; un gigantesco deficit fiscal para los Estados Unidos; perdida de control del Senado y la Cámara de Representates.

Sin embargo, hay buenas noticias para George W., gracias a los esfuerzos diplomáticos de China y Rusia, Corea del Norte ha decidido desmantelar su programa de energía atómica.
A pesar de todo esto, y declaraciones formales del Departamento de Estado, en que los Estados Unidos no está preparando una guerra contra Irán, varias cosas empiezan a verse: hace unos días las fuerzas de ocupación en Irak, invitan a una conferencia de prensa a puerta cerrada, para mostrar “pruebas irrefutables” de que Irán está esta proveyendo armas a las múltiples milicias Iraquíes, las cuales están siendo utilizadas para matar soldados norteamiericanos.

Igualmente, el tono de los Estados Unidos contra Irán no ha cambiado, muy contrario a la actitud tomada contra Corea del Norte, donde los Estados Unidos, siempre ha sido muy cautos, especialmente por la presencia de Rusia y China en las negociaciónes, e incluso ahora que Corea del Norte ha iniciado el desmantelameiento de su programa nuclear, una de las concesiones de los Estados Unidos es “sacar” a Corea del Norte del llamado “eje del mal”.

Desafortunadamente, la guerra es buena para la economía de los Estados Unidos; gigantescos contratos militares para la producción y desarrollo de armas, contratos para la reconstrucción de la capacidad de producción petrolera de Irak en especial para Halliburton, donde Dick Cheney, anterior Secretario de Defensa es accionsita mayoritario, e incluso para la familia Bush y familia, con intereses en el mercado petrolero, y una guerra contra Irán continuaría con el clima de terrror infundado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s